Noviembre Nocturno

Caravasar de las Dagas

El historiador persa Yuwayni, responsable de inmortalizar las hazañas del gobernante mongol Hulagu Kan, encabezó la comitiva que irrumpió en una biblioteca condenada a muerte. Con las manos enguantadas, vigilado por los siervos del Kan, el persa desenrolló pergaminos alquímicos, tratados de filosofía, delicadas copias del Corán y, de pronto… en un estante alumbrado por el haz oblicuo de una rendija que hacía las veces de ventana en el grueso muro de piedra: la autobiografía del primer Viejo de la Montaña.

Diablo: Salve, adalid

Esta historia existe desde el principio de los tiempos, y como todas las grandes historias, ha tomado muchas formas, pero siempre con la esencia de una larga y pesarosa batalla que parece no querer terminar, es la historia del Gran Conflicto, la guerra de la luz contra la oscuridad…

Alucinaciones del Coliseo

La figura del gladiador se ha convertido en un emblema de la antigüedad. Atrapado en un laberinto de condenas y glorias, este guerrero, si triunfaba, se coronaba con la veneración de aquellos que, en circunstancias diferentes, ni siquiera le hubieran dedicado una mirada. Un perpetuo baile en la fina cuerda del azar…, un baile signado por lo efímero de una finta mal dada. Donde la muerte era una constante, la vida representaba la promesa de otro combate.

Chacarera del demonio amargado

Las naciones emergentes a través de la conquista, de la rotura con el viejo continente, han sembrado su historia de fracturas sociales: matanzas, bandidos rurales y espíritus de frontera. A la convulsión de una política salvaje que se abría paso a machetazos, costase lo que costase, había que sumarle la pugna interior de aquellos que no aceptaban la nueva ley. Que no besaban la nueva bandera. Que eran justos ciudadanos de la mismísima tierra que los había visto nacer.

Y. Pestis Medievalis

De origen largamente debatido, si bien existen pruebas irrebatibles que hacen converger un sinfín de postulados en momentos claves de la historia, la Peste Negra, también llamada Gran Mortandad, devastó Europa, África y Asia desde 1346 hasta 1353. Un mundo medieval que se vació paulatinamente, dejando los campanarios y los campos de cultivo a merced de los cuervos.

A %d blogueros les gusta esto: