Organizaciones y grupos políticos

Las sectas se han adueñado del orden público.

Todo empezó con la proliferación de las sectas. Cada religión gestionó la crisis producida por los nuevos cuerpos celestes como mejor consideró… Los clubes, las sociedades y los grupos de Facebook se constituyeron en sectas que sólo hablaban del fin del mundo. Durante un tiempo se jugó con otros vocablos menos negativos: colectivos, comandos de acción, equipos de aventura. Ninguno cuajó. Muchas veces sólo eran grupos de gente que se reunían y trataban de formar una comunidad, de encontrar un sentido al caos, a la locura y a la desesperación.

Algunos crearon sus propias comunidades aprovechando la infraestructura ideológica y social que ya tenían montada, como hizo Disney. Sus parques temáticos se convirtieron en espacios de culto y varios de sus personajes en figuras escatológicas. Algunas sociedades trataban de financiar a sectas con el fin de minar el poder que estaba acaparando el Consejo Nocturno. Los grupos de ateístas y milicias cristianas empezaron a tener cada vez más similitudes.

En España surgió un brote caníbal, el presidente de una comunidad de vecinos fundó una especie de culto que coqueteaba con una forma muy básica de control de huellas, los supermercados estaban bajo una estricta vigilancia militar para evitar el pillaje y muchas personas lo dejaban todo y se unían a grupos apocalípticos. El número de delincuentes creció de forma paralela al de las sectas.

En Europa se desmoronó el espacio Schengen, se blindaron las fronteras, incluso interestatales. En todo el mundo hubo una profanación sistemática de los derechos humanos ahí donde la civilización era sólo una tienda de campaña en un campo de refugiados. Las huellas supermasivas forzaban evacuación tras evacuación.

En Israel, por ejemplo, tuvo lugar un apartheid religioso, donde un judaísmo fanatizado se atribuyó una serie de derechos fundamentales sobre el territorio, provocando por doquier el alzamiento de milicias cristianas que, como Pedro el Ermitaño, soñaban con una guerra santa mientras masacraban a los locales.

La anarquía escaló a nuevas cotas de libertinaje en todo el mundo.

Proyecto Querox, Lucero del Alba, Klopfgeister, Grupo Cápac, ExoSun Farma, entre otros muchos, son ahora los protagonistas del nuevo teatro mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: