Mitzrael

Mitzrael es un celestial que renegó de su condición para vivir junto al Aherrojado. Parece un hombre bien trajeado. Su trato cordial y su conversación banal hace que resulte un poco empalagoso, pero su presencia es tan amable, tan cortés, que no se percibe nada de vileza en su presencia. Hace cuatrocientos mil años, cuandoSigue leyendo “Mitzrael”

Baako

Baako es la fundadora del gran fuego que rodea la Parroquia. Es de origen burundés. Cuando era joven vivió en un campo de refugiados pasando hambre y aprendiendo medicina de manera autodidacta. No consiguió llegar a ser una buena médica, mataba más que curaba, y el hambre la empujó al canibalismo, una práctica que fueSigue leyendo “Baako”

Susurrantes

Los susurrantes son demonios embaucadores. Parecen cadáveres con los huesos y la piel apergaminados. Sus ojos, ennegrecidos por la descomposición, son sorprendentemente expresivos y a la vez indiferentes. Tienen las extremidades consumidas por el desuso y rara vez las mueven. Al hablar expectoran polvo y ceniza. Los susurrantes permanecen conscientes a perpetuidad sin más compañíaSigue leyendo “Susurrantes”

El Vicario

El Vicario sostiene las puertas de la Parroquia desde antes que se elevara al cielo la primera plegaria. Es el registrador del Pergamino de los Nombres y guardián de los accesos por la superficie al corazón de la Parroquia. Parece humano, antropomórfico. Su cabeza es desproporcionadamente grande y ancha, coronada por un gorro cónico deSigue leyendo “El Vicario”

Cárcava

Cárcava es una Lamia del mundo antiguo; una furia mesopotámica, pérfida y aburrida que se presta a ser la guía de Agnés en su descenso a los laberintos de la Parroquia. Su apariencia es de dríade, con la piel de madera carcomida, repleta de imperfecciones, golpes y desgarros que dejan ver cuan hueca está porSigue leyendo “Cárcava”

El Aherrojado

El Aherrojado es el mayor embustero de la Creación. Domina la historia del hombre con sus mentiras y, aún vivo, reina en la nación muerta mejor organizada de la Parroquia. Tiene rasgos de homínido prehistórico. Su nariz es bulbosa, achatada y descomunal; sus pómulos prominentes, desproporcionados; sus ojos pequeños, contorneados de arrugas; sus labios finos,Sigue leyendo “El Aherrojado”

Octavio, el Peregrino

El nombre real del Peregrino es Octavio Nunier. Cuando estaba vivo era un hombrecillo depauperado por angustias inenarrables. Ahora es el pastor del mismísimo Cavador. Era un hombre de edad media, flaco, pelirrojo y de hirsuta barba erizada. Se casó con una bella mujer llamada Adriana y fruto de ese amor nació su hija Claudia.Sigue leyendo “Octavio, el Peregrino”

Reino del Aherrojado

En algún punto en las profundidades de la Parroquia, el Aherrojado fundó su reino. La antigüedad de ese lugar no es cuantificable, ni sus caminos, ni sus secretos. Hay abismos que forman parte de un orden paralelo. Sólo el Arriero conoce los atajos que hay entre las diferentes regiones del reino de Aherrojado. Sólo élSigue leyendo “Reino del Aherrojado”

Biblioteca del Aherrojado

En el Reino del Aherrojado, la nación muerta mejor organizada de la Parroquia, hay un lugar donde se guardan todas las mentiras y todas las tergiversaciones que este reyezuelo ha contado a la humanidad. Ese lugar es la gran biblioteca del Aherrojado. Las paredes no son de ladrillos, sino de libros. Lomos y lomos apergaminadosSigue leyendo “Biblioteca del Aherrojado”

El Manuscrito de las Blasfemias

Este grimorio es uno de los cuarenta y siete tomos de poder que engordan el saber del Acervo. Fue escrito por un místico copto desconocido en el siglo XVI. En sus hojas se narra el testimonio de una entidad descomunal que rondaba los desiertos de Siria en los años en los Toro de Acre viajóSigue leyendo “El Manuscrito de las Blasfemias”