Agnés

Agnés es hija de la mismísima muerte, la portadora original de la Corona Radiata, la que perdió su inmortalidad por amor y la única que puede sacar al Cavador de su laberinto. Agnés lleva una túnica con capucha y bolsillos, jersey negro y pantalón vaquero. Tiene la apariencia de una niña pequeña: ojos almendrados ySigue leyendo «Agnés»

Arcadio

En vida fue un hombre de Dios. Un pobre sacerdote de pueblo, sin más formación que un puñado de conocimientos, y que se hizo misionero en San Pedro de Sula, Honduras. Ahora pastorea jaurías de condenados en las mansiones subterráneas. Viste una túnica blanca, sucia hasta lo indecible, de capucha enorme. Sus ojos asoman entreSigue leyendo «Arcadio»

Bernardo Schultze

Bernardo Schultze es un astrónomo capaz de dominar umbras. Criollo, de buen linaje venido a menos, de ojos azules y rasgos germánicos. A principio del Siglo XIX fue propietario de un ingenio azucarero en la provincia de Tucumán, al norte de Argentina. En aquella época sólo era un empresario descapitalizado en busca de inversores…, peroSigue leyendo «Bernardo Schultze»

Condenados de las Mansiones subterráneas

Los condenados de las Mansiones subterráneas son las entidades inferiores que pueblan ese plano de la Parroquia. Espíritus miserables condenados por su propia idiotez. Los condenados tienen espaldas encorvadas y brazos simiescos. Sus ojos lechosos relumbran de hambre y de frío. Son como bultos reptantes que escrutan y se agazapan detrás de las columnas deSigue leyendo «Condenados de las Mansiones subterráneas»

El Vicario

El Vicario sostiene las puertas de la Parroquia desde antes que se elevara al cielo la primera plegaria. Es el registrador del Pergamino de los Nombres y guardián de los accesos por la superficie al corazón de la Parroquia. Parece humano, antropomórfico. Su cabeza es desproporcionadamente grande y ancha, coronada por un gorro cónico deSigue leyendo «El Vicario»

Hermana capitana Reznik

Su nombre es Merka Reznik y es la capitana de los Hermanos Vindicadores. Es alta, de piel morena y en la cara tiene tatuado un detallado crucifijo. Se lo hizo el día que entró en la Hermandad para recordar que debía encontrar el valor de la fe, y para no olvidar que, no acatar lasSigue leyendo «Hermana capitana Reznik»

Cárcava

Cárcava es una Lamia del mundo antiguo; una furia mesopotámica, pérfida y aburrida que se presta a ser la guía de Agnés en su descenso a los laberintos de la Parroquia. Su apariencia es de dríade, con la piel de madera carcomida, repleta de imperfecciones, golpes y desgarros que dejan ver cuan hueca está porSigue leyendo «Cárcava»

El Cavador

El Cavador no es un alma, no es un humano y no es un dios, se podría decir que es una fuerza primitiva, una expresión del Universo, uno de los avatares de la Creación. Su aspecto, ligeramente antropomórfico, es siempre desconcertante y misterioso. Se asemeja a un coloso cadavérico del tamaño de un gran solSigue leyendo «El Cavador»

El Aherrojado

El Aherrojado es el mayor embustero de la Creación. Domina la historia del hombre con sus mentiras y, aún vivo, reina en la nación muerta mejor organizada de la Parroquia. Tiene rasgos de homínido prehistórico. Su nariz es bulbosa, achatada y descomunal; sus pómulos prominentes, desproporcionados; sus ojos pequeños, contorneados de arrugas; sus labios finos,Sigue leyendo «El Aherrojado»

El Ayante

El Ayante es un ser colosal. Un hijo bastardo del mismísimo Cavador. Se calcula que su estatura, con la espalda erguida, es de unos veinte metros más o menos. Todo en él sugiere desmesura: su cabeza es ciclópea, sus brazos colosales y sus manos rematan en unos dedos con la brutalidad de un vagón deSigue leyendo «El Ayante»